Los militares asaltan y la Dictadura hace como que no sabe

El lunes 17 fue en Contramestre, el martes 18 fue Bayamo, unos días antes en Holguín. Mañana será en cualquier otro lugar de Cuba.  El brazo armado de la Dictadura cubana -los militares- operan a toda hora y en todas partes porque cuenta con absoluta impunidad.

El reportero de Palenque Visión Ramón Góngora Pompa fue detenido este martes en la ciudad de Bayamo y confiscada su cámara de video, propiedad privada con la que realiza su labor periodística, según dio a conocer a Martí Noticias el propio comunicador.

“Estaba haciendo entrevistas en un taller donde reparan computadoras cuando llegaron dos policías y me pidieron identificación”, relató el joven de 28 años al que luego condujeron al puesto de vigilancia más cercano, donde lo sometieron a un interrogatorio “con preguntas coercitivas”.

Góngora asegura que un teniente de la Seguridad del Estado fue el que le ocupó una cámara de video, bajo el argumento de que no tenía “papeles”.

El reportero sostiene que por lo general en Cuba “nadie tiene papeles” de esos dispositivos electrónicos, y que cuando pidió que le entregaran el acta de ocupación también se la negaron.

II

Rolando Rodríguez Lobaina, director de Palenque Visión, fue retenido por 3 horas y media el pasado 15 de abril en el aeropuerto internacional de Holguín, cuando arribaba de Miami, y según publicó en su perfil de Facebook, le requisaron las pertenencias minuciosamente y le decomisaron un disco duro extraíble y 2 memorias USB. Las autoridades aduanales alegaron que contenían material en contra del gobierno cubano.

En enero de este año, Anderlay Guerra, otro de los reporteros de Palenque Visión, fue víctima de decomiso de todos los dispositivos electrónicos que traía consigo, y que necesita para realizar sus trabajos periodísticos, además de dinero en efectivo.

III

En marzo agentes de la Seguridad del Estado y policías uniformados de Pinar del Río despojaron de dinero y artículos personales en poco más de 24 horas a dos integrantes de la Consejería Jurídica, organización independiente adjunta a la corriente Agramontista de Cuba.

El activista Lázaro Ruíz y el abogado independiente Raúl Luis Risco dijeron que tras el decomiso, las autoridades policiales se negaron a entregarles constancia escrita de los objetos consfiscados.

A Lázaro Ruíz, que participó en Madrid en la II edición del Programa de formación del Observatorio Cubano de Derechos Humanos CDH e IADG sobre Procesos de Transición, Democracia y Gobernanza, y regresó a la isla el domingo, en menos de 12 horas le realizaron dos ocupaciones de bienes personales.

La primera fue en el Aeropuerto Internacional José Martí, donde funcionarios de Aduana le retiraron de su equipaje unos pulóveres que habían sido donados por una ONG española, bajo el pretexto de que constituían “propaganda enemiga”.

Detalló que el segundo decomiso ocurrió casi al amanecer del lunes, cerca de la localidad de Dos Palacios. Un operativo policial compuesto por agentes de la Seguridad del Estado y de la policía nacional detuvo el carro en el que viajaba con su familia, y luego de llevarlos para un taller estatal de Aseguramiento de la Agricultura, le ordenaron abrir el equipaje para registrarlo.

“Durante el registro me ocuparon un celular, una laptop, una minitablet, 3 memorias digitales y unos 315 euros, y me dijeron que eso era financiado por el exterior, y por esa razón no iban a permitir la entrada a Cuba”, explicó Ruiz, quien asegura haber visto antes a esos mismos oficiales merodeando en el Aeropuerto en La Habana.

Una acción similar ocurrió horas después ese mismo día, pero en la localidad de Pinar del Río, cuando agentes de la policía política detuvieron al abogado Raúl Luis Risco cuando se iba a reunir con otros dos colegas, y luego de trasladarlo a la sede de los CDR provincial lo despojaron del dinero que llevaba consigo.

“Me retiraron 600 dólares que llevaba en la billetera, y que estaban destinados a otros dos integrantes de la Consejería Jurídica para usarlos en el trabajo que realizamos en la comunidad”, detalló.

III

imagesY para cerrar les comparto otro de mi autoría escrito en marzo pasado donde una víctima relata como los militares “tan valientes y cumplidores” arremetieron a golpes contra él para quitarle dispositivos electrónicos y el dinero.

Manuel Martínez León, activista del partido Cuba Independiente y Democrática fue liberado el 28 de febrero 72 horas después de que las fuerzas policiales lo arrestaran, golpearan y allanaran su vivienda en el poblado de Velasco, Holguín, en presencia de una hija menor de edad.

Martínez dijo que en el allanamiento a su casa “unos 25 agentes policiales les robaron dinero, una cámara fotográfica, dos teléfonos, un pomo de líquido para fumigar, una computadora, una impresora y varias copias del semanario La Nueva República.

Agregó que durante los interrogatorios uno de los agentes lo amenazó con que “todo el dinero que le enviaran del exterior, aunque fuera de su hijo, se lo iban a quitar”.

Más en Martinoticias

Cuba: abuso de militares cubanos a jóvenes en Servicio Militar

Entrada principal de la Escuela  (4)
Entrada principal de la Escuela Militar Foto Jorge Bello

Jóvenes soldados, en edades comprendidas entre los dieciséis y dieciocho años, que cumplen el servicio militar obligatorio en la Escuela Inter-Armas “General Antonio Maceo Grajales”, son víctimas de golpizas y malos tratos por los militares al mando quienes les han ocasionado lesiones y traumatismos corporales, revela un informe del periodista independiente Jorge Bello que reproduzo en ese blog íntegramente .

Esos acontecimientos ocurren en una institución militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), donde oficiales abusando de su autoridad suelen usar este tipo de prácticas con los jóvenes que cumplen con el Servicio Militar Obligatorio.

A pesar del hermetismo con que la jefatura del recinto castrense ha manejado el asunto pudimos conocer por familiares de algunos de estos soldados ¡que aún temerosos! se nos acercaron para denunciar estos atropellos.

IMG_1573
Escuela militar Foto Jorge Bello

La persona que nos habló del tema hizo mención del caso de Rayner García García, (15 años de edad y vive en el poblado de Chafarinas, municipio Güira de Melena), quien fue golpeado de forma brutal hace varias semanas por oficiales de la compañía de transporte blindado, sobresaliendo en la agresión el primer teniente al que todos llaman “Concepción”, y “ Yudoel” quienes ocupan el cargo de primero y segundo jefes de compañía de la Unidad de Aseguramiento Integral (UAI) en el orden del mencionado centro de estudios militares.

El joven golpeado tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital Militar Carlos J Finlay  de urgencia por un traumatismo en el apéndice, además de presentar hematomas en el rostro.

Otros denunciantes responden al nombre de Ana y Juan A González  padres de Daisel González, de igual edad y vecino de la avenida 91 # 9011 entre 90 y 92, en el mismo municipio que el primero.

Ellos comentaron sobre los abusos de cargo, maltratos físicos y verbales con los reclutas jóvenes, así de cómo los extorsionan y exigen dinero por la rotura de algún vehículo o al salir de pase. También hicieron mención a las incómodas condiciones de vida en el recinto.

Los padres están preocupados por la impunidad con la que actúan esos uniformados y  la protección que el alto mando del enclave militar les está dando, puesto que a pesar de los acontecimientos,  los militares abusadores continúan en el centro y no fueron puestos a disposición de fiscalía militar como la ocasión lo amerita.

Ese centro de estudios de las FAR fue fundado en febrero de 1963. Ahí la estudian los futuros oficiales que desempeñarán diversas cadenas de mando dentro del ejército.

Con impecable orden y limpieza en sus exteriores y edificaciones, se ha convertido hoy en día  en un tormento de esos jovencitos.