Bloguero preso por escribir y fotografiar Cuba sin permiso.

Nadie sabe cuáles son los detalles plasmados en el expediente policial de Luis Felipe Rojas porque ese pedazo de sombra pertenece al alto mando del G-2 en la isla, pero conociendo la naturaleza criminal de quien vela porque se ejecuten los mandamientos del Sumo General, podríamos hacer algunas figuraciones de por qué él y su esposa están ahora mismo bajo la mirada verdolivo.

Siete razones para llevarlo al cuartel y dejar a la mujer y los pequeños bajo vigilancia policial podrían ser:
-publicar fotos en su blog cruzarlasalambradas.com
-decir lo que piensa sin permiso del régimen.
-escribir poemas.
-tal vez llevarse un pare cuando anda en bicicleta por las calles de San Germán.
-robar con la mirada un pedazo de luna llena.
-beber aguas turbias del Rio Cauto.
-escribir mensajes de texto a sus amigos.

No quiero estar en la piel de esta familia católica practicante cuando sus hijos Malcom y Brenda les pregunten qué delito han cometido sus padres para ser privados de ir a recibir la bendición papal allí en el espacio abierto de la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba.

Esa arbitrariedad, una más del régimen contra los ciudadanos independientes que narran Cuba bajo los riesgos de caer en prisión y ser vigilados eternamente por los heraldos del terror, no puede quedar bajo un manto de silencio.

Mi solidaridad con ellos y mi denuncia ante lo que el gobierno de La Habana ha ordenado hacer la acompaño de estas imágenes que podrían estar en la amplia carpeta de “delitos” que el gobierno archiva contra los comunicadores de la isla que no usan antifaz, ni bajan la mirada ante las violaciones de todos los derechos, entre ellos el de la libertad de expresión y movimiento.



Anuncios

Informe preliminar en tiempos de Papa

El Vaticano terminaba los preparativos para el viaje del Papa a América al tiempo que el G-2 en Cuba empezaba a cumplir las órdenes del General Raúl Castro.
Los encargados de sembrar el terror y la angustia en Cuba están garantizando, que en la visita de Benedicto XVI no haya opositores en las plazas donde se realizarán las dos misas, y lo va a lograr, pero de qué manera.

Un vistazo preliminar a varias cuentas de twitter de las víctimas del furor pre papal lo indican y cito: En Bayamo el matrimonio de Ania Peralta y Yoandri Gutiérrez publicaron desde el día 20 en twitter textos como estos: continúa cerco y fuerte acoso dirigido por seguridad del estado a opositores pacíficos a solo 4 días de llegar el Papa.

Por su parte en Palmarito de Cauto Santiago de Cuba José Daniel Ferrer declaró: policía política incrementa represión en la medida en que se acerca la visita del papa, detenciones y cercos contra damas de blanco y opositores.

Desde Placetas Jorge Luis García Pérez Antúnez ha denunciado por varios días el arresto arbitrario de 4 mujeres entre ellas su esposa que el día 20 salían de la casa para asistir al templo católico del poblado y la policía política las arrestó y condujo a la Estación de Policía del pueblo: Más de 48 horas de arresto en huelga de hambre y sed es la pena que ESTAN pagando 4 mujeres que intentaban asistir a misa.#cuba, dijo Antúnez.

También en Holguín Luis Felipe Rojas divulgó en su cuenta @alambradas que Rafael Meneses fue detenido junto a su esposa cuando salían de Antilla, pero horas después al propio Luis Felipe le cortaron el servicio a su teléfono celular por lo que no le alcanzó el tiempo para informar la detención de él y de Eliecer Palma así como la orden de arresto domiciliario a su esposa Exilda Arjona.

En la Habana Eriberto Liranza fue arrestado en plena calle el de 20 de marzo en horario nocturno y amenazado por los policiales de que el día de la misa del Papa en La Habana no podrá andar por las calles de la capital o de lo contrario será detenido y conducido a un cuartel policial. Liranza ha dicho que su casa no es calabozo.

En Buenaventura provincia Holguín la dama de blanco Mariblanca Avila salió de su casa el día 21 y su hijo desconoce donde la tienen detenida pero además los servicios de telefonía celular de esa familia fue cortado.

Rolando Rodríguez Lobaina de la Alianza Democrática Oriental declaró en twitter que fue obligado por la policía a salir de la Habana. Bajo custodia de la policía tuvo que regresar a Guantánamo desde donde pudo declarar: @LobainaCuba el control militar impide que opositores viajen dentro de la isla. Hay estado de sitio en Baracoa, Guantánamo, Santiago de Cuba, Palma Soriano, Jaguaní, Bayamo, Guisa, Gibara Banes, Antilla, Holguín y detenidos en todos esos lugares.

Por su parte Jorge Corrales dijo que la represiva de Guantánamo le comunicó que no podrá asistir a la misa del Papa. Por esa misma fecha en Baracoa detenían a Francisco Luis Manzanet Ortiz, Roberto González Pelegrino y Reinier Sabas Randi Caballero y Rodolfo Barthelemi, también en Baracoa Keyber Fernández dijo de otras detenciones.

En Gibara familiares de Jorge Luis Claro confirmaron la detención de Jorge Luis Freeman Palermo y Jorge Luis Claro Velázquez.

Desde Palmarito de Cauto José Daniel Ferrer declaró este sábado al mediodía que seis damas de blanco ya están detenidas y una veintena de activistas de derechos humanos, hombres ya han sido arrestados.

Orlando Luis Pardo Lazo fotógrafo y escritor habanero ha declarado que : OLPL ALERTA MUNDO: En Cuba dicen q van a cortar el servicio de celulares durante las misas papales. Que CUBACEL declare ahora sus planes…!!!

Te recuerdo Cuba cuando vino Juan Pablo II.

Los preparativos para ir a la Misa del Papa Juan Pablo II los recuerdo hoy cuando miro en Internet los que escriben mis amigos desde Cuba. Entonces vivía en Manicaragua lugar donde el párroco Antonio Azel y el diácono José Raúl se encargaron del prepararlo todo. Los vi visitar a los feligreses para incluirlos en los listados de los que irían a la Misa en el terreno aledaño a la escuela de deportes Manuel Fajardo y no en la Plaza de la Revolución de la provincia Villa Clara, como sí ocurrió en Santiago de Cuba, Camaguey y La Habana. ( la llamada Plaza de la Revolución de Santa Clara muestra la figura del meteco Guevara y según supe ahí sí que la comisión de la iglesia católica que se encargó de seleccionar los lugares que el gobierno propuso dijo -NO es muy fuerte!).

Todo el que quiso ir se incluyó y jamás escuché a alguien hablar de distinción entre los colores políticos. Si vi como las mujeres encargadas de hacer los listados, todas beatas de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, tuvieron en cuenta preguntarle, primero, a los laicos de la iglesia, si querían ir, si podían ir y después, al pueblo en general.

No asistí a la Misa porque mi hijo era muy pequeño y dado las características del evento no era conveniente llevarlo. Mi esposo y yo determinamos que fuera él y yo me quedara en casa pero siempre atenta a la televisión nacional (única en Cuba) que trasmitía el evento. No escuché antes de llegar Juan Pablo a Cuba a ninguna persona hablar de temas como este:
http://www.martinoticias.com/audio/audio/5758.html
“Cuando Berta Soler, líder del movimiento, era entrevistada por Radio Martí, se le acercó un oficial de la policía política identificado como “Alejandro”, quien le dijo que la orden que había recibido era que se les iba a permitir a las Damas de Blanco habaneras asistir a misa, pero que las del interior iban a ser interceptadas y detenidas para que no pudieran llegar a la Iglesia.

Tampoco supe que hubieran ocurrido prohibiciones como estas: @alambradas

Pero el tiempo pasó y en la frontera transparente que marca la distancia invisible entre cada cubano, aparecen nuevos retos y prohibiciones para al rebaño de Dios que vive en Cuba y en la diáspora y que a pesar de las palabras de Pedro Meurice y de las homilías de Juan Pablo II, ha seguido confundiendo muchos términos y no acaba de incorporar otros.

La injusticia y el abuso usan traje de policía en Santa Clara.

Nuria Pérez Martínez y el esposo Ricardo Arrechea Gómez viven en el reparto Los Sirios en Santa Clara y fueron víctimas de un acto de repudio que puede calificarse de brutal siempre que se conozca que en la casa había una niña que resultó golpeada por los objetos contundentes lanzados contra la vivienda por varios “simpatizantes del gobierno.

Las turbas que realizaron la acción estaban compuestas por algunos vecinos del lugar y otros que aparecieron como por arte de magia en el lugar y se prestaron para realizar el acto despreciable de arrojar piedras y palos contra una casa donde solo había una familia indefensa y que por demás no había cometido ningún delito. A menos que alguien crea que ser activista de derechos humanos constituya un crimen.

Varios miembros de la seguridad del estado presenciaron los hechos pero ninguno intervino para evitar que aquello ocurriera y cuando los agredidos pudieron salir de la casa y se dirigieron a la Unidad Policial cercana la única respuesta que recibieron del oficial de guardia fue que no podían proceder porque necesitaban un documento médico que acreditara los golpes recibidos.

Los agredidos fueron al hospital de la ciudad, los médicos los atendieron y les entregaron documentos clínicos. Regresaron a la unidad policial y mostraron los certificados médicos y de paso la niña golpeada por la turba que antes había arremetido contra la familia. Los policías de guardia dijeron que no había elementos contundentes en ese certificado para proceder contra “los agresores” por lo que no podían hacer nada. Los agredidos regresaron a su casa sorprendidos de la conducta de quienes ellos suponían, deben exigir el orden.

II

Veinticuatro horas después de ese suceso un ciudadano nombrado Pablo Molina que ha participado en otros actos de repudio contra los opositores de esa zona se acercó a la vivienda del matrimonio y le dijo a cuantos pudo que iba a quemar la casa de los “contrarrevolucionarios” Ricardo y Nuria.
Ante las amenazas y el amplio historial delictivo de Pablo y dos hijos adultos que le acompañaban, los vecinos aconsejaron a Ricardo ir a la estación de la policía a poner la denuncia y así lo hizo, pero lo que encontró fue el rechazo de los policías que lo agredieron y golpearon a él primero y a su esposa después cuando intervino pidiendo que pararan el abuso.

Durante horas los amigos que desde la calle vieron aquello estuvieron indagando por el matrimonio. Finalmente supieron que de la Unidad Policial del Condado donde los golpearon y mantuvieron detenidos un tiempo luego los llevaron al hospital porque Arrechea requirió atención de urgencia.

Ahora Ricardo Arrechea Gómez tiene en su cuerpo huellas de golpes, apenas puede hablar porque casi lo asfixian con las técnicas de inmovilización que le aplicaron, tiene un certificado médico que acredita lo de las lesiones severas pero no puede ir, en su país, a la policía a pedir protección y justicia.

III

La ciudad de Santa Clara no es infinita. La frontera entre los ciudadanos es transparente. En ambos lados están los represores que gozan de impunidad y las víctimas acosadas y reprimidas hoy. En las calles del poblado los rostros de los que hacen el bien coinciden día a día con los rostros de los que hacen el mal y la dictadura no es eterna.
foto/cortesia de Belkis Toledo

Esperando a Benedicto

La Iglesia Católica invitó a “todo el pueblo” a recibir con “cariño” y “entusiasmo” al Papa Benedicto XVI que visitará Cuba del 26 al 28 de marzo.

El pontífice oficiará dos misas campales, una en La Habana y otra en Santiago de Cuba y por esa razón ya el gobierno de la isla ordenó labores de restauración que van desde preparar la casa donde dormirá Benedicto hasta componer las tarimas en las que se realizarán las ceremonias religiosas.

En los diferentes poblados del país también se preparan creyentes y no creyentes para ir a las misas de Santiago de Cuba y La Habana. El transporte para ir lo pone el gobierno. Los listados de las personas que asistirán se están componiendo en cada pueblo y no hay otra distinción para incluirse. Los creyentes confesos y los no creyentes están alistándose. Lo hacen también los comunistas, los agnósticos, los inmorales, los corruptos.

Todos coincidirán ante el sumo pontífice con la vista fija en una altura que está más arriba de lo que marca la mirada en línea recta. Cuando llegue la hora del padrenuestro unos lo dirán con precisión y claridad, otros murmurarán algunas partes y también habrá quien mueva los labios para fingir que lo hace. A la hora de darse la paz de Cristo no habrá distingos ni fronteras entre los que piensan diferente. Después cada cual a su casa, a su vecindario.

El represor seguirá cumpliendo la orden del General: vigilar al que vive al otro lado de la calle, delatarlo si es preciso, repudiarlo, agredirlo si lo requiere el Ungido Verdeolivo que llegó a la imaginación popular cubana “enérgico y nervudo con testículos de piedra” mucho antes que el Sumo Pontífice.

La víctima, reprimida, acosada, golpeada y humillada por el Otro seguirá diciendo en sus Padrenuestros “perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden”.

Al otro lado del camino real

Erenio Ramírez Serrano propietario de una finca en la zona conocida por Jagueyes perteneciente a Buenaventura, Holguín, fue golpeado y pateado por el policía Rubén Ramírez el pasado doce de febrero. Los hechos ocurrieron cuando el buey de un vecino entró a la propiedad del agricultor y causó estragos que obligaron al dueño de la parcela a sacar el animal de allí y dejarlo en el camino.
La acción del campesino, lógica en el entorno de propietarios de parcelas de tierras, no le gustó al policía, hermano del dueño del animal y por esa razón el uniformado tomó “la justicia” por su cuenta y agredió al hombre indefenso e inocente.
Los integrantes de las fuerzas del orden y la seguridad nacional son entrenados para golpear, reducir a la obediencia y contener al oponente y en ese caso el engreído, descargó la furia contra el hombre indefenso. La arremetida del policía de cuarenta y dos años de edad contra el agricultor de sesenta y cuatro, confiado de que nadie tenía por qué agredirlo, culminó cuando los maltratos produjeron lesiones a Ramírez Serrano que transitó desde el hospital a la Unidad de la Policía más cercana a presentar el hecho.
La denuncia de la víctima fue presentada, papeles médicos en mano,ante el ‘cuartel’ de Buenaventura, Holguín, donde le dijeron que deberá esperar un tiempo indeterminado porque ‘el asunto pasará a manos de la Fiscalía Militar que se encargará de hacer la investigación pertinente. Mientras, el policía sigue pavoneándose con su uniforme y su pistola por donde viven Erenio y los vecinos que presenciaron el abuso policial desde el otro lado del camino y que han afirmado que ‘el día del juicio’ declararán a favor del inocente.
Pero el tiempo de un trámite legal en Cuba nadie lo conoce cuando se trata de incriminar a un lobo de esa camada.
El esbirro sigue en las calles del país sirviendo a la PNR. lleva uniforme y pistola y eso marca una distancia transparente entre él y las miradas de rabia de un vecindario que desde el otro lado del camino real lo describe como un abusador y un criminal.Hoy se ampara en la impunidad de una ‘ley’ que puede cambiar en un lugar donde mañana sabe a justicia y perdón pero también a venganza y odio.

Acta de advertencia para un represor

El totalitarismo, la dictadura o como quieran llamarle al engendro Revolución que llegó al poder en Cuba en 1959 no ha cambiado su naturaleza represiva y las muestras están en los informes del horror emanados de la isla cada año. Estos detallan el aumento de acciones violentas de las fuerzas policiales del régimen contra los oponentes.
Los registros de acciones violatorias del derecho ciudadano que se reportan desde todas partes del país van desde la advertencia en una oficina policial hasta la intimidación, la golpiza y el encierro en calabozos del que piensa diferente a los que ostentan el poder. La máxima del represor está en cumplir la orden de más arriba sin importarle a quien lastima o sofoca. Nadie duda que las víctimas son los que salen a las calles a expresarse libremente y que los uniformados y la policía política (no uniformada para confundirse con las turbas) son los se abalanzan sobre los inconformes a golpearlos y humillarlos.
Los sucesos de este siglo XXI cuentan con la ventaja de estar al alcance de todos ahora y mañana. Las fotos, los audios e imágenes que aparecen en internet en los últimos tiempos permiten entender que en la isla se emplean métodos violentos para sofocar a quien piensa diferente y lo exprese. Las injusticias afloran por todo el país y la tecnología permite divulgarlas en instantes.
En la frontera transparente, donde no hay jerarquías ni marcas del tiempo pasado o presente, cada cual puede publicar lo que desee sin buscarse otros problemas que los que marca la ley universal al que transgrede el orden ético o incite al crimen de lesa humanidad. Desde cualquier punto de la isla se puede enviar al ciberespacio la imagen de lo insospechado ya sea de manera anónima o con nombre y apellido real.
Así la historia del país en la última década se puede recopilar y archivar en las bitácoras estatales pero también en las personales. En ese espacio invisible pero real van quedando los rostros y gestos de los que han hecho el mal o el bien. Ellas serán el testimonio vivo que nos ayudará a la hora de hacer justicia para reconciliarnos como debe ser.