Jorge Gutiérrez “Sheriff”: El Brigadista 2519

Jorge Gutiérrez entró a Cuba en un team de inflitración. Fue herido en un combate, enjuiciado y condenado a pena de muerte que luego conmutaron por 30 años de cárcel.

Jorge Gutiérrez, –conocido por todos sus compañeros de cárcel como Sheriff-, entró a Cuba en un team de inflitración que cumplía un plan de acciones de la Brigada de Asalto 2506.

Buscaban hombres dispuestos a recibir entrenamiento como guerrilleros en las montañas, con vistas a sumarse a las acciones de la invasión que se preparaba en Centroamérica.

Con solo 23 años fue herido en un combate en Matanzas, luego detenido, enjuiciado y condenado a pena de muerte, que le conmutaron por 30 años de cárcel. De ellos cumplió 18 y luego salió al exilio.

En una entrevista a Martí Noticias Gutiérrez, el brigadista 2519, expuso las razones por las que decidió abandonar el cuarto año de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana y luchar para restaurar la democracia en la isla.

La idea de cambiar el rumbo que estaba tomando la “Revolución” hacia el comunismo fue la fuerza que lo llevó a él y su generación a entregar los mejores años de su vida, explicó.

Salió de la isla para prepararse en la lucha armada y regresó a su país en un team de infiltración por la costa norte de Matanzas. Creaban entonces las condiciones para esperar la llegada de la Brigada de Asalto 2506.

Cuenta que tomó esa decisión después del 1 de enero de 1959, cuando comenzaron las preocupaciones debido a que personajes del antiguo Partido Comunista estaban influyendo en las decisiones que tomaba Castro y el “séquito cercano a él”.

“Ese gobierno que se llamaba revolucionario y decía que quería el bienestar del pueblo no se encaminaba a lo que buscaba una gran parte de los jóvenes que lo apoyaron o secundaron en la lucha de la Sierra Maestra”, dijo.

El caso más puntual fue el de los pilotos de la fuerza aérea del anterior ejército que “después de haber sido absueltos por un tribunal integrado por militares del ejército rebelde “Castro, de un plumazo, dio marcha atrás y los condenaron de nuevo”.

Otra señal que le abrió los ojos a mucha gente fue lo ocurrido contra el comandante Huber Matos, que había sido comandante de la lucha guerrillera contra Batista y se rebeló en cuanto comenzó a apreciar las influencias comunistas en el gobierno y las actitudes de Castro. Lo acusaron de sedición y condenaron a 20 años de prisión.

A ese incidente se sumó la muerte inexplicable de Camilo Cienfuegos, agregó.

Recordó cómo a pesar de los discursos de Castro donde decía que la isla no giraba ni a la izquierda ni a derecham la gente sabía que su gobierno se estaba identificando más con la Unión Soviética.

Comienzan las acciones contra el régimen

Para el joven Gutiérrez se hizo imprescindible tomar acción y junto a varios compatriotas determinó realizar una acción pública.

“El 5 de febrero de 1960 fuimos a quitar la ignominiosa corona que el asesino Mikoyán había puesto en la estatua de Martí en el parque Central y colocar una corona de flores y la bandera cubana como signo de rebelión”, relató.

Y se mantuvo atento porque coincidió que por esos meses ya otros jóvenes que provenían de agrupaciones universitarias estaban prepararando condiciones para volver a la lucha.

Manuel Artime, Jefe Civil de la Brigada 2506 que más tarde entraría por Playa Girón en abril de 1961, lo llamó para salir del país a cumplir con la misión de entrenarse para regresar y colaborar con sus experiencias a los guerrilleros que ya se estaban alzando en el Escambray.

Semanas después de entrar a la isla cayó preso ​en la zona de El Manguito en Calimete, Matanzas cuando fueron atacados por un batallón de milicianos.

Jorge GutiérrezQuedó muy mal herido en el pecho. Lo llevaron para el hospital de Calimete, recibió primeros auxilios y luego lo trasladaron hacia Colón, donde lo operaron. Mientras permanecía en la cámara de oxígeno, un oficial comenzó a ofenderlo y trató de quitarle el oxígeno para que se muriera, pero otro médico militar lo impidió.

El 17 de abril se produjo el desembarco. En ese momento las autoridades no lo habían relacionado con la gente de Girón y en los interrogatorios el ya había estado entrenado para decir otras cosas.

Aún convaleciente de las heridas lo llevaron a juicio a la Audiencia de Matanzas, fue acusado de ser agente de la CIA y le pidieron pena de muerte por fusilamiento. Lo sacaron del hospital para llevaro al pelotón pero minutos antes de la ejecución llegó una orden de que no lo hiciera. Meses después supo que se le conmutó la pena por 30 años de trabajos forzados.

Lo llevaron a las horrendas cárceles de la isla. Empezó una nueva etapa que duró 18 años en las que recorrió las prisiones de Cuba. Sufrió golpizas y torturas por participar junto a sus compañeros en protestas y por mantener la condición de preso político plantado.

Tras su liberación se exilió. Junto a los sobrevivientes de la Brigada de Asalto 2506, Gutiérrez ha dedicado la vida a contar al mundo del heroísmo y sacrificios de los hombres que ofrendaron todo en aras de la libertad de su Patria.

65ff030b-3539-416a-a026-d24a0424defe_w1597_n_r0_s
Jorge Gutiérrez junto a brigadistas se reunieron con elpresidente Trump

Jorge Gutiérrez, cariñosamente llamado “Sheriff”, rememoró los años de lucha en la isla durante la conmemoración en abril del 2016 del 55 aniversario de los hechos en Playa Girón. Este evento fue organizado por el Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo.

Cubanas en la lucha contra la dictadura en el Escambray

La mujer cubana estuvo presente en la lucha contra la dictadura tanto en las ciudades como en el Escambray, una región montañosa de Cuba en la que cumplieron con las misiones que les encomendaron las organizaciones opositoras.De diversas formas enfrentaron a los bandidos que estaban en el poder vestidos con uniforme verdeolivo.  

Zoila Águila (la niña de Placetas), Celeste Roque, Dora Delgado, Cari Roque, Vivian de Castro, Gloria Argudín, Anette Escandón, Olivia Vázquez, Juanita Espinosa, Manuela García, Olimpia Bombino, Oristela López, Olga Morgan, son nombres de mujeres cubanas que se alzaron en las montañas del Escambray para poner el sello de distinción y valor en las misiones que les encomendaron.

Colaboradoras unas, guerrilleras otras, todas emprendieron el camino de la insurrección, porque entendieron que en esa época era la vía factible para cambiar el régimen que recién se había instaurado en el poder.

Muchas de ellas dejaron la comodidad de sus casas en la ciudad y fueron a las montañas a llevar encomiendas, mensajes, transportar armas, municiones, ropas, y medicinas para los alzados y guiar a personas que querían unirse a la insurrección.

Otras prestaron sus fincas y casas para que los alzados contra Castro acamparan. NInguna reparó a la hora de prepararles comida o de esconderlos para despistar a los milicianos que los perseguían. Fueron al presidio político y allí protagonizaron capítulos de valor incomparables.

Gloria Argudín, una joven habanera que dejó la comodidad de la casa para ir hacia las montañas con los alzados, cuenta las escenas de horror que vivió desde el momento que cayó en manos de los milicianos, comandados por el tristemente célebre Félix Torres.

“Me arrestaron en una finca en la zona cercana a Mataguá y me llevaron para Topes de Collantes, donde fui torturada y simularon un fusilamiento” relató.

Argudín se mantuvo “plantada” durante el tiempo que estuvo en la cárcel, como lo hicieron decenas de mujeres de su generación que no aceptaron la disciplina que el régimen intentó imponerle a las prisioneras políticas.

Vivian de Castro dejó su vida tranquila en la ciudad para ir al Escambray a colaborar con las tropas alzadas en armas, y allí fue detenida y condenada a 15 años de cárcel.

En febrero de este año, en Miami, el Instituto de la Rosa Blanca entregó una distinción a la ex prisionera política Felicia Guillén, una mujer del Escambray que ha mantenido siempre una postura firme en la lucha contra la dictadura.

Sufrió persecución, acoso y cárcelpor su colaboración con los alzados en armas, entre ellos su hemano Porfirio Guillén, masacrado junto a su guerrilla por las tropas del Caballo de Mayaguara, en enero de 1963.

Vive en Fomento y es fundadora desde 1959 del Movimiento de la Rosa Blanca, y su coordinadora nacional desde 1967.

La familia de los alzados en el Escambray

Las esposas, madres, hijas y hermanas de los alzados en el Escambray jugaron un papel muy inmportante en la historia de esa etapa de insurrección en la isla.

No usaron las armas en el combate, pero sí estuvieron allí en sus casas dispuestas a prestar todo tipo de ayuda y colaboración a las guerrillas.

Las esposas de Osvaldo RamírezPlinio Prieto, Porfirio Ramírez, la hermana de Tomás San Gil, por citar ejemplos, fueron también cubanas dignas y ejemplares a las que les tocó jugar un rol determinante en la familia, toda vez que los esposos y otros familiares murieron (fusilados o en combate), o fueron a prisión a cumplir largas condenas.

Publicado en Martinoticias el 8 de marzo de 2017.

Aniversario 60 de una matanza en Cuba

El que visita  Topes de Collantes y otras regiones del Escambray (ya lo he dicho en este blog) transita sobre el rastro de sangre de los inocentes. Igual ocurre con el que anda por otras elevaciones y senderos de la isla.

Se trata de la Matanza de la Loma de San Juan en Santiago de Cubael 12 de enero de 1959, según datos que comparto desde la página de Facebook: Cuba, memoria y verdad, acreditados a  Armando Araya García,  y que yo he copiado textualmente en este blog)

“EL VIL ASESINATO COMETIDO POR RAUL CASTRO EN SANTIAGO DE CUBA EL 12 DE ENERO DE 1959. UNA RAZON MAS PARA RECHAZAR LA ILEGITIMA CONVOCATORIA DE LA DICTADURA PRETENDIDA CONSTITUCIONAL”.

Apenas 12 días después de la partida de Fulgencio Batista, Raúl Castro, actual máximo dirigente del partido único que impone el fraudulento documento de quienes desde entonces ilegítimamente se mantienen en el poder, donde se señala dicho partido como guía de la dictadura que ha sido desde entonces responsable de la muerte de miles ciudadanos cubanos, ése individuo que heredó de su hermano el poder usurpado al pueblo de Cuba durante seis décadas, asesinó en la madrugada del 12 de enero de 1959, en la Loma de San Juan, en Santiago de Cuba, a 72 personas.

Inicialmente los “revolucionarios” comandados por Raúl Castro organizaron un simulacro de juicio en el cual se dictara la sentencia de fusilamiento prevista de antemano para con ello dar apariencia legal a la ejecución: Pero Raúl Castro en su propósito de ejecutar a los inculpados, exasperado al ver que la ausencia de elementos que los inculparan ponía en evidencia la inocencia de éstos y lo injustificado del fusilamiento, entonces interrumpió el proceso, 73 sentencias de muerte decretadas por Raúl Castro fue el desenlace de aquel burdo proceso de pocos minutos de duración y los condenados fueron ejecutados pocas horas después, cerca de las cuatro esa madrugada, de espaldas a una fosa excavada por un bulldozer, donde cayeron sus cuerpos y fue rellenada nuevamente para cubrirlos.

Antonio Llano Montes, periodista que fue testigo de los hechos describió lo ocurrido expresando “Fuimos a reportar el juicio que se les hacía a 72 infelices. Estábamos presentes cuando Raúl Castro interrumpió al tribunal y dijo: Si uno es culpable, los demás también lo son. Los condenamos a todos a ser fusilados”,  en testimonio ofrecido al presentarse en el programa de la estación WAQI Radio Mambí (Miami), trasmitido a las 9 de la mañana el lunes 28 enero 2002 a las 9 a.m. lo ocurrido en la Loma de San Juan:

“Fuimos a reportar el juicio que se les hacía a 72 infelices. Estábamos presentes cuando Raúl Castro interrumpió al tribunal y dijo: “Si uno es culpable, los demás también lo son. Los condenamos a todos a ser fusilados”.

En la primera plana del periódico “Revolución”, el 14 de enero de 1959, con el titular “¡EXCLUSIVA! ¡VEA LA LISTA DE LOS FUSILADOS EN SANTIAGO!” apareció publicada una lista, de 73 (no de 72) personas fusiladas en “Loma de San Juan” el 12 de enero de 1959.

1- Abreu Galván, Mario

2- Álvarez, Antonio

3- Álvarez Roque, Andrés

4- Amador, Oscar

5- Álvarez Díaz, Fernando

6- Aragón, Fidel

7- Balboa López, Ángel Luís

8- Barrero Silva, Antonio

9- Bautinal Bell, Juan

10- Bello Tamayo, Efrén

11- Bravo Montalvo, José

12- Bocaña Callazo, Rafael

13- Caballero, Miguel

14- Calá de la Rosa, Leonel

15- Castillo Ramírez, Pedro

16- Castro Lora, Víctor M.

17- Cedeño, Cesar

18- Chacón Santa Cruz, Emerico

19- Cortes Maldonado, Benito

20- Coso Pérez, René

21- Curiet, Manuel

22- De la O, Arístides

23- Denis, Justo

24- Despaigne Moret, Enrique

25- Díaz, Rodolfo

26- Díaz Rodríguez, Fernando

27- Díaz Zamora, Raúl

28- Duarte Anaya, Raúl Damián

29- Durán Matos, Facundo

30- Estrus Clavijo, Arturo

31- Fernández Tirado, Eloy

32- Fernández Valdés, Ernesto

33- Fernández Valverde, Ernesto

34- Ferrán, Alonso

35- Fonseca, Mario

36- Gil, Alfredo, Raimundo

37- González, Marino

38- González Guillot, Manuel de Jesús

39- Gutiérrez García, Juan

40- Gutiérrez Valdés, Antonio

41- Haza Grasso, Bonifacio – dominicano-

42- Hernández Morales, José

43- Heredia, Ramón

44- Herrera Duque, Heliodoro (Eliotón)

45- Leiva, Ángel

46- López Despaigne, Aristonico

47- López Toledano, Arístides

48- Martín Céspedes, Alberto

49- Morales Carrillo, Antonio

50- Morfi Castillo, Jose Ramon

51- Montero, Armando Martín

52- Novas Hernández, Nicolás

53- Odio, Israel Arencibia

54- Oliu Cordero, Federico

55- Oduardo, Eraclio

56- Olea Gross, Domingo

57- Olea Gross, Miguel Ignacio

58- Olivera Azains, Pedro

59- Ortiz Verdecia, Armando

60- Peña Martínez, Manuel

61- Portuondo Rodríguez, Luís A.

62- Prats Cervantes, Manuel

63- Ramírez Caballero, Antonio

64- Reitor, Antonio

65- Rivera Nordet, Juan A.

66- Roque del Toro, Benigno

67- Rodríguez Pérez, Pedro

68- Saavedra Pinedo, Celso

69- Saavedra Romero, Francisco

70- Torres del Toro, Benigno

71- Torres López, Filiberto

72- Torre Martínez, Juan José

73- Zenén Jiménez, Mas

ver

No existe argumento alguno que legitime un documento, que se pretende constitucional y democrático, en el que se declara rector de la sociedad y garante de su pretendida “Constitución” al partido “único” encabezado por el vil culpable de estos crímenes y en el que se agrupan sus cómplices. Intentar siquiera legitimidad a esa farsa dictatorial, contribuir con ello a la prolongación de un tal régimen, es condenar al pueblo cubano al incesante incremento del luto que sufre por las ya más de 7 000 muertes causadas por esa dictadura, es condenarlo a continuar sometido a la barbarie de la opresión que se le impone: Contribuir a ello es complicidad criminal.

Cubanos; toda persona honesta del mundo, por el derecho que todo pueblo tiene, a ser libre:

No al castrismo, no a la patraña constitucional conque pretende prolongar su régimen, no a la dictadura.

Cuba: Modelo de represión integral

Conferencia: Derechos Humanos en Cuba impartida por Pedro Corzo, Investigador histórico del régimen totalitario cubano ante la OEA (dicembre 7 de 2018).

El régimen totalitario de Cuba se acerca a cumplir sesenta años de estar manejando a su voluntad los destinos de sus ciudadanos y de ejercer influencias negativas en numerosos países, en particular Latinoamérica.

En todo este tiempo solo ha sido eficaz en lo que respecta a la represión, el control de la información y la conservación del poder, una experiencia desesperanzadora aun hasta para aquellos que asesinaron en su nombre.

Una cantidad notable de cubanos, dentro y fuera de la isla, están amargados y frustrados. Han perdido la esperanza de un futuro mejor para su país, un síndrome que se aprecia particularmente en aquellos que creyeron ciegamente en el esplendoroso futuro prometido y hasta se sacrificaron por la materialización de esas propuestas. 

Más de 30 años de investigación personal y 20 en el marco del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, nos han hecho concluir  que la dictadura insular solo ha cosechado fracasos y desencantos para sus ciudadanos. 

Esa convicción la determina el hecho de haber entrevistado a más de mil personas de diferentes generaciones y experiencias, hombres y mujeres que combatieron el castrismo, pero también, quienes en algún momento de su vida lo defendieron.

Contamos con miles de horas de grabación  sin editar, que ponemos a disposición de los interesados, una memorial oral que se  remonta a 1959 en la que se recogen experiencias desiguales y particularmente cruentas.

La violación de los derechos de los ciudadanos en la isla ha sido sistemática  e institucional a la vez que de intensidad variable.

La represión ha oscilado entre personas que han cumplido 30 años de cárcel, como Mario Chanes de Armas  o Armando Sosa Fortuny, que acumula 42 años tras la rejas en dos etapa, a mujeres como Ana Lázara Rodríguez  y Cary Roque,  18 y 16 años respectivamente, hasta encarcelamientos de 24 horas, pero que en  conjunto han conducido a que más de medio millón de personas hayan estado detenidas por motivos políticos en estos sesenta años de dictadura,  cifra que digo con asombro y pesar porque también testimonia que muchos de los hombres y mujeres que combatieron el régimen desde sus inicios y que hoy superan los 75 años de edad, siguen fieles a su compromiso de bregar por una Cuba con Todos y para el bien de todos.

Los presos políticos cubanos han convertido las prisiones en foco de resistencia, como fue la constitución en prisión por Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”, del Movimiento de Resistencia Cívica Pedro Luis Boitel.

Sin embargo, la crueldad extrema de los carceleros siempre ha estado presente como fueron los casos del confinamiento solitario que padeció, entre otros, el desaparecido comandante Huber Matos, las brutales golpizas como las que sufrió Kemel Jamis, aquí presente, y los muertos en huelga de hambre, al menos 13, como fueron los casos de Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata Tamayo.

La Cuba del presente debería ser un ejemplo  de lo que puede ocurrir en un país cuando el ciudadano pierde sus derechos por un tiempo prolongado.

En esa isla del Caribe se han producido redadas masivas en la que fueron apresadas personas por su orientación sexual, por  gustar de la música extranjera o simplemente por su forma de vestir y por dejarse el cabello largo.

En el propio año 1959 el siniestro Ernesto Guevara, con la participación de Raúl Castro y Ramiro Valdés, organizaron campos de concentración para las personas que eran consideradas desafectas al Proceso.

El Servicio Militar Obligatorio fue otro instrumento para controlar la juventud, y la UMAP, Unidades Militares de Ayuda a la Producción, una mascarada para llevar a miles de jóvenes que  no estaban identificados con el proyecto revolucionario, a crueles campos de concentración.

Pero la relación es todavía  más extensa. Muchos de los familiares de los presos políticos que residían en zonas rurales  fueron desplazados a la fuerza. Sus propiedades confiscadas con prohibición de regresar a sus casas, mientras eran recluidas en lugares que las autoridades escogieron a su conveniencia.

No hay país de Nuestra América en el que un régimen, con los recursos del estado, haya desplazado a la fuerza a millares de personas como  recoge la historia de los Pueblos Cautivos de Cuba.

El derecho a la vida de cada ciudadano está sujeto a la discreción del régimen. Desde 1959 a la fecha en Cuba no existe el debido proceso. Los jueces tienen que estar integrados a la Revolución y la defensa en vez de argumentar la inocencia del acusado se remite a pedir al tribunal clemencia para su defendido. 

Las penas de muerte no las dicta un tribunal en base a la ley y las pruebas presentadas. Las sanciones las dictan los funcionarios ante que se realice el espurreo proceso, numerosos testimonios  lo afirman. Presencié en una dependencia de la Seguridad del Estado de Santa Clara como le comunicaban a un prisionero político que iba a ser ejecutado.

No había ni parodia de juicio. Un custodio le hacia una fatídica pregunta al condenado ¿En caso de que te suceda algo a quien le entregamos tus pertenencia?, a partir de ese momento le restaban a esa personas menos de 24 horas de vida, así recuerdo la partida de Mariano Soriano.

Es justo decir que la violación de los derechos humanos no solo afecta a la víctima, también a los victimarios, al conjunto de la sociedad. El abusado y el abusador son atormentados de diferentes maneras,  y en numerosas ocasiones el antiguo esbirro pasa a ser martirizado.

Las dictaduras deben ser condenadas categóricamente por las democracias. Las sociedades libres no deben coexistir con las esclavistas, sus prácticas son represivas y discriminatorias, de toda la comunidad, incluidos sus propios partidarios.

La interdependencia de las naciones es cada día más apreciable y para que esta resulte en beneficio de los ciudadanos,  es imprescindible, a nivel hemisférico, constituir un Tribunal Internacional que juzgue a los gobiernos depredadores. José Martí, el cubano más ilustre, lo dijo y escribió, hace más de una centuria, Ver con calma un crimen es cometerlo.”

Muchas gracias.

Díaz-Canel en Camagüey. La gente lo sabe, no porque se respire más alegría en las calles

De New York …a Camagüey? Así lo vio La Hora de Cuba desde la lente ciudadana.

Una crónica de periodista Henry Constantin Ferreiro

Díaz-Canel está en Camagüey. La gente lo sabe, no porque se respire más alegría en las calles, o espontáneas aglomeraciones de público para darle la bienvenida, ni mucho menos porque lo hayamos visto caminando por ahí, libre, acercándose a la gente a escuchar de frente sus problemas.

No, qué va, nada de eso. La gente sabe que Díaz-Canel está aquí porque el producto nacional por excelencia, la represión, abunda en las calles por estos días.

Cientos de hombres y mujeres jóvenes, uniformados o no, innecesarios en un pueblo que supuestamente es feliz con su gobierno, patrullan las principales esquinas de Camagüey desde hace días, dedicados a poner multas y vigilar y perseguir todo lo que huela a economía ilegal o expresión de disgusto.

Una lástima: si al menos uno de ese millar de guardias regados por la ciudad hubiera estado en la esquina donde una joven fue asesinada la noche del 10 de octubre pasado, ella estaría viva hoy. Si al menos uno hubiera estado al pie de la estatua de bronce del Teatro Principal la noche en que intentaron robársela –una de las pocas esculturas bellas de la ciudad- ella todavía estaría ahí, en su pedestal. Si al menos un guardia de esos vigilara las puertas de unos cuantos comedores del gobierno y el Partido, en los que entra más carne de res que la que sus funcionarios producen, no habría tanta necesidad de llenar de policías las calles para evitar que alguien le diga a Díaz-Canel las cuatro -o más- verdades que él ni quiere ni le dejan oír.

En las oficinas, mientras tanto, esos funcionarios se apuran memorizando los escasos resultados optimistas que tienen a mano, para recitárselos al aparente nuevo jefe, en medio de empresas e instituciones maquilladas a toda prisa para lucir bellas y puras a la vista del visitante, antes de que la corrupción, ineficiencia y burocracia cotidianas las vuelva a inundar.

Y la prensa oficial, mientras, se dispone una vez más a copiar cifras y fotos que luego publicará como verdades totales sin el mínimo contraste ni análisis ni pudor.

 

Veremos a Díaz-Canel por televisión, rodeado sonriente de gente sonriente que ha sido seleccionada para estar ahí y decirle mentiras que él sabe que son mentiras. Y le pasará la vista a los “logros de la revolución”, que no son, por supuesto, los destartalados y sucios baños de la Universidad de Camagüey, ni las centenares de calles de tierra o con asfalto roto que forman nuestras ciudades y pueblos, ni los miles de cubanos prestos y dispuestos a irse del país a donde sea, como sea y a lo que sea. No pasará a decirle “estoy con ustedes” a los cuentapropistas, el verdadero pulmón de este país, que lo viste, alimenta, entretiene y transporta, y como agradecimiento está a punto de recibir un paquete de restricciones destructivas para ellos.

No irá a ver las carencias de los ancianos que andan vendiendo limones o jabas o recogiendo latas y botellas para sobrevivir a las pensiones más bajas de todo el planeta, y a los que la policía expulsa, revisa o arresta por estos días, porque no tienen licencia para vender.

Díaz-Canel seguirá twitteando gratis, no desde la conexión de un 1 CUC por hora a la que están condenados la mayoría de los cubanos, y tampoco compartirá el almuerzo raquítico de las escuelas primarias que les toca a los niños felices de Camagüey y de toda Cuba.

Él no irá a esperar la guagua de regreso a casa en una parada atiborrada de gente al sol ni en la lista de espera de la terminal provincial, ni irá a atenderse sus malestares con un estudiante de medicina –casi los únicos que quedan sin exportar- tras una espera infinita en el cuerpo de guardia del Hospital Provincial, ni tendrá que comprar ilegalmente cemento o carne de res para mantener en pie la casa y la salud de su familia.

Por la noche, tras un día de visitas, frases aburridas, datos inútiles y mentiras abundantes, se acostará el presidente, y entonces a lo mejor se pregunta cuándo será que podrá caminar por las calles cubanas -las que él escoja- sin tantos policías protegiéndolo -y vigilándolo-, y cuándo podrá vivir sin tantas mentiras alrededor. Y eso, Díaz-Canel, si no te llenas de valor y haces algo distinto, compadre, no te va a suceder nunca.

Preso político agradece desde la cárcel Campaña #PresosPorQue

El preso político Mitzael Díaz Paseiro preso en la cárcel conocida por La Pendiente, en Santa Clara, expresó su agradecimiento por la campaña #PresosPorQué lanzada por Estados Unidos en defensa de los prisioneros políticos en Cuba.

En las declaraciones vía telefónica que dio a Jorge Luis García Pérez -Antúnez- celebró la iniciativa a  favor de los presos políticos, y  expresó todo su agradecimiento por el apoyo recibido, no solo de la campaña, sino de las personas e instituciones que se han solidarizado con su caso.

presosporque.PNG

El opositor fue sancionado en noviembre de 2017 por el tribunal Municipal de Placetas a tres años y medio de cárcel por el supuesto delito de peligrosidad social predelictiva. Su arresto ocurrió luego de haber realizado acciones públicas denunciando la farse electoral y pidiendo a la población que no votara en las elecciones convocadas por el régimen.

 

Cuando ETECSA-SE interviene cuentas electrónicas y de redes sociales

“Atención, atención primero intervinieron mi cuenta de gmail y de ahí entraron en la cuenta de Youtube y borraron videos míos y subieron vídeos del régimen. Luego hackearon mi cuenta de Twitter @antunezcuba y desde dentro de la cuenta hicieron cambios de correo y  contraseña de manera que perdi el control de ese perfil y ya no puedo entrar.  Lo que que se ha estado publicando ahí desde el pasado 15 de septiembre hasta ahora no es de mi autoría”, advierte Antúnez.

Algo similar ocurrió la pasada semana con los perfiles de Facebook y Twitter Alexis Resistencia del opositor Alexeis Mora y el de Janny Corrales Resistencia Placeteña.

Antes lo hicieron contra  Arianna López, también de Placetas.

Y lo seguirán haciendo porque buscan evitar que los cubanos expongan a través de los medios electrónicos lo que ocurre en sus localidades.

EL siguiente video es una contribución de un joven cubano Esteban Suárez para ayudar a los opositores en la isla que estan a merced del imperio ETECSA-SE cuando de conexiones a Internet (NautaCu) se trata.