No desdeñar ni las pequeñas señales

Hace unos doce años escuché decir en Miami a una actriz cubana que llegaba de Venezuela donde había estaba trabajando que decidió dejar ese país cuando vio que escasearon los huevos en el mercado.

La actriz estaba cumpliendo un contrato de trabajo en Caracas donde todavía el hambre y la escasez no eran el tema cotidiano a pesar de los abrazos de Chávez con Castro y las alianzas entre ambos militares y confesó que el anuncio de la ausencia de huevos en los mercados fue la señal inequívoca  de que tenía que buscar otro destino en el mapa.

Escribo sobre ese tema ahora que leo algunos reportes de  prensa relacionados  con que han creado “comités de defensa, listos para tomar las calles de Cataluña en los próximos días y luchar por la República Catalana”.

DLAiuNdXUAEVMts

Los CDR cubanos fueron fundados por Fidel Castro en 1960, en un acto multitudinario en el que el gobernante aseguró que las personas estarían vigiladas “para cuidar a la Revolución”.

Los CDR de Barcelona según cuentan varios participantes, surgieron con un objetivo muy claro: garantizar la celebración del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre, a pesar de la prohibición de la justicia española, por inconstitucional, y las órdenes dadas a la policía para que impidiera la votación.

No sé si la creación de los CDR es una buena señal para los catalanes (o como quieran llamarse lo que viven en esa región) pero me imagino que para muchos cubanos que viven  por allá esas declaraciones no deben ser señales que indiquen calma y seguridad.

¿Toca empacar a los que viven por allá?

Un recorrido por las redes:

Ya han llegado a Cataluña los CDR, como en Cuba, que tanta muerte y torturas han ocasionado en la dictadura Castrista

En Cataluña (juro que no es un chiste) partidarios de la independencia de este trozo de España, crean los CDR.

El resultado de los CDR: Cuba sin azúcar, Venezuela sin gasolina y Cataluña sin butifarra ni calçots.

Gracias a los independentistas Cataluña va camino de convertirse en un paraíso comunista. #cdr #cupalunya #republicacat

Anuncios

Mi respaldo al gobierno que protege a sus ciudadanos

Para los funcionarios que se vieron seriamente afectados mi solidaridad, apoyo y respaldo. Para los que perpetraron el hecho mi denuncia y rechazo total.

Los ataques al personal que trabajaba en la embajada de EEUU en La Habana, las irreversibles condiciones de salud que padecerán para siempre muchos de ellos y la implicación que tiene el incidente en el plano político mundial parece que pasan a segundo plano una vez que el gobierno de Trump anuncia medidas que restringen otorgamiento de visas a los cubanos.

Lo que ha ocurrido es grave, muy grave. Ciudadanos de Estados Unidos  sufrieron ataques del país donde trabajaban y eso es imperdonable.  Sufren daños cerebrales, pérdida de audición y equilibrio, problemas cognitivos y edemas cerebrales, desde el año pasado. Mi camino en este instante está al lado de ellos y de este  gobierno que   protege a sus ciudadanos.

Medios de prensa han precisado que se reportan más de veinte casos confirmados de personas afectadas. y una fuente del Departamento de Estado dijo que los ataques no ocurrieron en la embajada estadounidense. Antes se había reportado que funcionarios del gobierno estadounidense creían que los ataques ocurrieron en las casas de los diplomáticos, todas contratadas al gobierno cubano, y en  el Hotel Capri, en la capital donde también se alojaban.

No es mi tema hablar ahora de cuanto  afecta a los cubanos que trabajan por cuenta propia de que no van a obtener ganancias porque el turista americano no los va a visitar  luego de que el gobierno de Estados Unidos tomara la decisión de proteger a su personal de embajada y a sus ciudadanos.

embajada.PNG

Sobre el incidente circulan numerosos reportajes en Internet. En ellos se recogen impresiones de los cubanos y   cuánto les afecta  el anuncio de la suspensión de  emisión de visas  de “forma indefinida”, tras los “ataques” contra sus diplomáticos que obligaron a EEUU ordenar la salida de Cuba del personal de la sede en La Habana.

En un reportaje de la BBC Mundo un ciudadano identificado como el economista cubano Ricardo Torres, investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana dijo que “Si no se emiten visas para los cubanos desde acá, el flujo de cubanos a Estados Unidos visitando familiares o amigos, se puede reducir de forma importante y generalmente esas personas cuando viajan regresan con productos y con dinero que inyectan luego a la economía”.

“Esa alerta de viaje seguramente tendrá algún impacto en algunos estadounidenses que tenían un plan para venir a Cuba. Evidentemente, hay muchos estadounidenses que siguen fielmente las recomendaciones del Departamento de Estado y esto podría tener una afectación que sería difícil de estimar ahora en los viajes a la isla”, dice el economista cubano.

Y no faltan en los medios aseveraciones de analistas y reporteros de que esas medidas constituyen, por su parte, un claro retroceso en las relaciones entre ambos países restablecidas bajo el mandato de Barack Obama.

“Por el momento, aún sin saberse con certeza cuáles son los “asuntos consulares y diplomáticos esenciales” que se atenderán desde la embajada en La Habana, muchos cubanos se encuentran ante la incertidumbre de saber si podrán efectuar su deseado viaje al vecino país del norte”, advierte la  periodista Maylen González.

Aún me queda la esperanza de que en los próximos días los cubanos sean cuestionados sobre las razones que obligaron al gobierno de EEUU a tomar esas decisiones y lo que opinan de ese ataques, sin la palabra “supuestos”.

Bye-Bye 2016

Las personas acostumbran a hacer resúmenes del año que termina cuando se acerca la Navidad. Yo decidí hacer una búsqueda de Imágenes en Google para cerrar el 2016 y aquí les dejo algunas de las cincuenta primeras que encontré relacionadas con Cuba.

Comienzo con la imagen de Eralidis Frómeta. Su rostro y lo que acontece alrededor de ella no necesitan comentarios.

Sigo con la del Dictador Suplente y Obama porque esa calle con el afiche de  ambos fue muy fotografiada por medios de prensa digitales y agencias acreditadas en Cuba durante los días de la visita del hombre del Norte a la isla.

ap_barack_obama_raul_castro_poster_jt_160318_31x13_1600

Las demás fueron seleccionadas sin un criterio particular.

22875724199_71c4acef26_odemick-shopping-in-cuba-1200x630-1452297093cuba-2016cuba76-2016cuba-2016-017small

cz0z5bwxaaawbgh4-el-feretro-es-conducido-al-armon-militar-foto-roberto-garaicoa-martinez-cubadebate

“Me importa un bledo si las relaciones Cuba- EEUU se terminan, o si Trump decide borrar de un plumazo lo que hizo Obama”

A dos años del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre el gobierno de Obama y la junta militar cubana la sociedad civil de la isla analiza los aciertos y desaciertos del periodo. Todos coinciden en un mismo punto.

Quien más se ha favorecido con las “buenas intenciones” de Obama y el equipo que insistió en el restablecimiento de relaciones fue la Dictadura.

A continuación les comparto lo publicado hoy en la página digital de martinoticias.com sobre el tema: Una mirada desde la sociedad civil a 2 años de relaciones Cuba-EEUU

El campesino Alcibiades Silva residente en Songo La Maya, Santiago de Cuba, mantuvo al inicio “muchas esperanzas y expectativas” con el deshielo entre los dos países, pero dos años después lo que ha visto es que “los únicos beneficiados son los del régimen”.

Los créditos bancarios, la llegada de diferentes aerolíneas a la isla, de cruceros y otras medidas que en principio se pensó serían para el desarrollo económico de la población “solo favorecen a los del gobierno”, señaló.

Silva destacó que a los campesinos les “importa un bledo” si las relaciones Cuba- EEUU se terminan, o si Trump decide borrar de un plumazo lo que hizo Obama”.

Enfatizó en que los campesinos están ahora en peores condiciones, porque con “el oxígeno que le dio el gobierno norteamericano al de Cuba”, los que están en el poder tienen más energía para recrudecer su “aparato” represivo contra la población, concluyó.

 

Una sicóloga, dos reporteros independientes, un bloguero y un campesino reconocen que la sociedad civil no es la misma que hace dos años atrás, y aseguran que quien más se ha favorecido con el deshielo es el gobierno cubano.

Leer más en Martinoticias.com

Santeros, mendigos y necesitados sacan provecho de la imagen del viejo Dictador

Un día después de la muerte del Dictador Fidel Castro las imágenes captadas por los reporteros en las calles de La Habana me trajeron al recuerdo otras fotos que vi de la época en que se cayó el comunismo en Europa y el mapa de la URSS dejó de existir.

Y es que aún no habían salido el cortejo fénebre para Santiago de Cuba cuando comenzaron a comercializar los periódicos hasta 5 dólares en algunos lugares. Horas después de sellar el hueco donde introdujeron la caja con las cenizas del Dictador  y le estamparan afuera a modo de tapa una placa que dice FIDEL los cubanos salieron a las calles de La Habana, a ganarse la vida como hacen cada día.

Los más pobres y desvalidos se inventaron de inmediato la forma más directa, ganarse unos centavos con la imagen del viejo Dictador así como en el pasado lo hicieron los rusos cuando vendieron cada objeto de una etapa infame en la historia de la humanidad.

En las  repúblicas que se deslindaron del comunismo y  la antigua URSS de inmediato pasaron a las manos del turista interesado  las medallas, condecoraciones, gorras, fotos y cuanto objeto fuera identificado con el comunismo y los años de imposiciones y dolor.

Imagino que en Europa además de la necesidad de ganar dinero la gente vendió esos objetos para poner punto final a una época por la que nadie quiere pasar de nuevo.

 

 

 

 

Se fue como llegó imponiendo, prohibiendo, ordenando

La última orden del Dictador fue anunciada por su hermanito en el mismo lugar donde acababa de empotrar en una imitación de la Gran Piedr,a que ya desde hacía un año venían preparando para ese fin, la caja con las cenizas.

Prohibió estatuas o monumentos en su memoria. Una orden que se traduce en que en la isla no habrán estatuas, ni calles o plazas con su nombre. A pesar de que la forma en que identificaron el lugar de sus cenizas -FIDEL-  en mayúscula es una muestra de culto al que no necesita ni más presentación ni apellido. Con sus crímenes bastaría.

En una acto de descaro supremo, típico de ambos co-mandantes,  el General espetó que la orden es porque “Fidel rechazaba cualquier manifestación de culto a la personalidad y fue consecuente con esa actitud hasta las últimas horas de vida”.

Raúl Castro dijo que convertirá en ley ese último deseo de su hermano a finales de diciembre. Aún no se sabe si la nueva legislación incluye los afiches de su hermano que se ven por toda la isla en locales comerciales, oficinas, hoteles, escuelas, centros de trabajo, hospitales y casas. Ni si eliminarán cuanta frase lapidaria pronunció en sus interminables discurso y reflexiones.

tarja-con-la-imagen-de-fidel-castro-en-12-y-23-vedado-la-habana
Tarja con la imagen de Fidel Castro en Vedado, La Habana

No sé quien entiende esa orden porque desde que salió la noticia de que se murió empezó en la isla una cacería absurda contra los que no se mostraron afines a las ideas del Dictador, ni lo alabaron.

Durante los nueve días de duelo nacional, los cubanos despertaron y anochecieron con el rostro de Fidel en las pantallas de sus televisores.

La  imagen de los últimos meses del gobernante decrépito desapareció de inmediato de los buscadores de Google donde se impuso una avalancha de fotos del hombre fuerte.

Todo aquel que se salió del libreto impuesto en la isla fue a parar en los calabozos y no faltó quien resultara golpeado. Las multas a todo el que sa salia del guin impuesto llegaron a 1200 pesos y la venta de bebidas alcoholicas de paro en todo el país.

Las confiscaciones de teléfonos a quienes andaban con audífonos supuestamente oyendo música no faltaron. Los turistas se vieron obligados a permanecer en silencio y el colmo fue que la Televisión sacó del aire los ansados muñequitos que tanto disfrutan los niños que no pueden pagar un paquete con materiales audiovisuales a su gusto.

Fue una jornada de estoicismo involuntario que terminó a las 12 de la noche del domingo en que todos comenzaron a prepararse para seguir  enfrentando la batalla diaria de la vida en la isla que él llevó a la miseria.

Las fotos de la prensa acreditada en Cuba muestran la ciudad de La Habana apenas terminó la prohibición de la venta de bedidas alcohólicas. Unos se disponea comprar bebidas, otros a vender a los turistas cuanta bobería recuerde al Dictador.

Los artículos siguientes fueron publicados en Martinoticias.com  durante los “dias de luto”.

Prohibido en Cuba reír, bailar o tomar durante 9 días

Arrestan a El Sexto horas después de la muerte de Fidel Castro

Multas y confiscaciones por no cumplir con duelo decretado en Cuba

Acusan de “propaganda enemiga” y “desacato” a periodistas tras muerte de Fidel Castro

 

 

 

El despotismo insular conduce a Cuba a lo peor

Las imágenes que por estos días muestran la destrucción en el oriente cubano tras el paso del huracán Matthew son una evidencia más del despotismo insular que terminará por conducir a Cuba a lo peor.

Para argumentar el témino de despotismo (que lo uso aquí en todas sus acepciones) les pido que sin sentirse molestos porque no mencione a todas las localidades del Oriente cubano sacudidas por Matthew, me permitan tomar solo una como ejemplo: Baracoa, la ciudad primada de Cuba que aún conserva las edificaciones de antaño a pesar de que por ahí deben haber pasado desde el 15 de agosto de 1515 hasta la fecha decenas de ciclones que no quedaron registrados en los archivos y de los que la lógica nos impide tomar como referencia.

A pesar de no recibir las reparaciones que requieren las edificaciones de siglos anteriores aún se mantienen en pie muchas de ellas como muestra de que lo que bien se crea prevalece. También las pocas  casas particulares  y edificios del gobierno que se crearon con materiales resistentes al paso del tiempo lograron sobrevivir a Matthew.

Viajemos a la primera mitad del siglo XX cuando un gobierno que dijo haber llegado al poder para darle bienestar al país  “no se dio cuenta” de que la región del Caribe es vulnerable a huracanes,  movimientos sísmicos, y  penetraciones del mar y que eso obliga a buscar  para sus ciudadanos patrones de construcción duraderas y resistentes a esos  impredecibles rugidos de la naturaleza .

“Más de medio siglo  arando con los mismos bueyes”, me dijo esta semana un campesino del oriente de Cuba por estos días en que ni la hierba quedó en pie y a la pérdida de casas, muebles y utensilios de primera necesidad se le suma el hambre y las enfermedades oportunas derivadas de la insalubridad del área.

Los diarios oficialistas fueron los que con más rapidez pudieron mostrar las imágenes de la desolación porque a los reporteros y camarógrafos la fuerza aérea les facilitó helicópteros para recorrer la región y  publicar los informes de “daños”.

En Guantánamo el diario Venceremos destacó “del total de inmuebles dañados, más de medio centenar fue destruido totalmente y 1391 de manera parcial, mientras que los techos con fisura o desprendidos superan los 7 mil, de ellos 4 371 son irrecuperables”.

También el 8 de octubre el periódico comunista Granma replicó un anuncio del gobienro: “se financiará el 50 por ciento de los materiales de construcción que necesiten las personas cuyas viviendas fueron destruidas de manera parcial o total en las provincias de Holguín y Guantánamo. El otro 50 por ciento lo debe pagar la persona afectada.

y-granmaLos bancos en Cuba que dan préstamos personales para la compra de materiales de construcción tienen establecido sus políticas al respecto. El Banco Metropolitano ofrece un 9 % para esos fines, por 120 meses, aunque hay excepciones que van hasta los 180 meses. Para el Banco Popular de Ahorro (BPA), que tienes 4 sucursales en Guantánamo y 24 en Holguín, los préstamos son a un 8 % de interés, pero solamente por 60 meses.

Todos sabemos que eso que dice el Granma es mentira, que lo poco que van a vender es para los que sirven a la Dictadura y que la gente compondrá como pueda una casucha para guarecerse hasta que llegue el otro ciclón.

“A los demás que se los lleve el Diablo”, me dijo una amigo que está de visita en Miami y que no ha hecho más que repetirme como aun sus familiares en Santiago de Cuba siguen viviendo en albergues desde que Sandy destruyó la casita de techo de zinc que con tanto sacrificio lograron componer.

No hay previsión, no hay futuro, no hay vergüenza porque a los mandantes del país no les importa el pueblo. Son una manada de déspotas que le están traspasando a los herederos la misma forma de gobernar.

Para variar, el mismo tema: Haití siglos de despotismo

Un reportaje de la agencia  AFP sobre Haití,y  el despotismo ancestral en una de los  vecinos más cercanoa a Cuba.