La frontera une y separa, dibuja y diluye, amansa y encrespa.

La memoria de la nación no tiene  cuerpo real, es un  cúmulo indefinido, transparente  que habita en  los cubanos. En la de los que han tenido la razón pero no el poder   para   demostrar que cambiar  es más justo y lícito que seguir senderos equivocados  y  la del oponente que  se sabe triunfador porque trazó […]